Leer ficción es bueno para el desarrollo cognitivo, emocional y social

Maria Nikolajeva

Resumen


El 3 de octubre de 2013 la revista Science publicó un artículo con el
provocativo título “Leer literatura de ficción mejora la teoría de la mente”. Mientras
que los resultados del estudio pueden llegar como una sorpresa para investigadores
y psicólogos cognitivos, los académicos literarios sólo han confirmado
con este experimento lo que ya sabían durante siglos; leer ficción es bueno para
nuestro desarrollo social y emocional. Desde entonces, numerosos estudios empíricos
han confirmado los resultados. Sin embargo, lo que se ha dejado de lado
son las implicaciones de críticas cognitivas para el estudio de la literatura con un
objetivo de audiencia joven, cuya teoría de la mente, habilidad de empatía y valores
éticos no se han desarrollado totalmente. El desequilibrio de las capacidades
cognitivas, afectivas y sociales del emisor y el receptor hacen de la literatura infantil
un objeto de estudio único. Además, la representación de la conciencia de un
protagonista joven y de empatía floreciente plantea demandas específicas para el
escritor así como para el lector. En este trabajo se estudia cómo la crítica literaria
cognitiva puede explicar que leer ficción resulta especialmente beneficioso para
que los jóvenes lectores comprendan el mundo material y social, a sí mismos y a
otras personas. Igualmente, este texto explora cómo la ficción mediante su construcción
particular del tiempo, el espacio, la narrativa estimula la percepción, la
atención, la imaginación, la memoria, la empatía de los jóvenes lectores, así como
otros aspectos de la actividad cognitiva. Sirviéndose del trabajo de Lisa Zunshine
(2006) y Blackey Vermeule (2010), el argumento teórico predominantemente se
ilustrará con una serie de novelas infantiles clásicas y contemporáneas.

Palabras clave


Literatura infantil; ficción; lectura; desarrollo cognitivo

Texto completo:

PDF (English)


DOI: http://dx.doi.org/10.15645/Alabe2019.20.12